Noticias

Nueve cosas que los grandes líderes dicen cada día

Las palabras son una de las más grandes herramientas, ya que son la manera de dar a conocer nuestros valores y visión. Así que, más allá de si se trata de una gran organización o un emprendimiento, estas son las palabras que los grandes líderes siempre dicen.

“Esta es la situación”

Las personas quieren estar enteradas de qué está sucediendo, y si no es usted quien se lo dice igual, se enterarán por otro lado o asumirán lo que puedan.

“Este es el plan”

Un líder debe liderar, y las personas estarán dispuestas a ayudar si saben qué es lo que tienen que hacer y hacia dónde los estás guiando.

“¿Qué necesitas?”

Las personas necesitan saber que usted se preocupa por ellas, tanto a nivel personal como profesional. Además, si usted tiene preparado un gran plan, entonces debe estar seguro que su equipo puede llevarlo adelante y si no es así, debe averiguar por qué.

“Cuéntame más”

Demuestre a los demás que está interesado en escuchar sus respuestas y entonces le ofrecerán respuestas cada vez mejores. Deje que compartan sus opiniones e invítelos a seguir haciéndolo constantemente.

“Recuerda nuestros valores”

No puede estar detrás de todos sus trabajadores al momento de la toma de decisiones, pero sí puede pedirles que tomen en cuenta los valores de la empresa y como lo que decidan afectará a todos. Así estará realmente creando una empresa articulada por valores.

“Confío en ti”

Si no puede confiar en su equipo, entonces debería buscar uno nuevo. Tiene que confiar en su integridad, su juicio, su pasión y su seguridad a la hora de trabajar juntos por su empresa.

“Puedes contar conmigo”

La contraparte del punto anterior es este: si su equipo no confía en usted entonces no lo dejarán guiarlos a ningún lado. Así que hágales saber que pueden contar con usted y trabajarán a su lado para alcanzar el mismo objetivo.

“Podemos hacerlo mejor”

Una de las partes más cruciales el liderazgo es empujar a su equipo hacia un estándar más algo del que ellos han trazado para sí mismos. Esto significa felicitarlos cuando hacen bien las cosas, pero también hacerles notar cuando no han alcanzado todo su potencial.

“¡Vamos a celebrar!”

No cree una cultura en la que el único premio por un gran trabajo es más trabajo. Celebre los logros, tanto los grandes como los pequeños, ya sea con grandes fiestas y bonos o con felicitaciones a su equipo.

Fuente: Plusempresarial.com

Queremos leerte, deja tu comentario