Noticias

Finanzas para niños: Enseñe a sus hijos a ahorrar desde pequeños

Una de las primeras enseñanzas en finanzas que aprende todo emprendedor es la importancia del ahorro en nuestras vidas. ¿Qué mejor momento para empezar a pensar con mentalidad emprendedora que durante la niñez? Siga estos tips de finanzas para niños para inculcar el ahorro en los más pequeños del hogar.

Uno de los regalos más importantes que un padre puede hacer a su hijo es enseñarle la importancia de convertir el ahorro sistemático en parte de su vida. Pero en vez de obligarlo a ahorrar el dinero que recibe, puede ser mucho más eficaz esperar a que él mismo descubra algo que quiere y aprovechar esa oportunidad para explicarle como él puede comprarlo con su propio dinero

Si cree que esto no es posible, pues póngase a pensar un instante. ¿Cree que su hijo ahorrará si realmente desea ese carro a control remoto? ¿O que su hija pondrá todo su esfuerzo en juntar el dinero necesario para ese set de arte? Pues de eso se trata: permítales que ellos mismo establezcan sus prioridades y elijan a qué destinarán el dinero ahorrado.

Lo que debe hacer, es ayudarlo a poner el deseo por escrito o, si se trata de un niño muy pequeño, usar una foto del objeto. Luego, esto será colocado en un lugar visible, para que los niños tengan en mente por qué están ahorrando.
Además, debe ayudarlo a calcular cuánto es lo que debe ahorrar y en cuanto tiempo logrará juntar el dinero necesario. Así podrá explicarle que mientras menos ahorre de sus propinas, más tiempo demorará en alcanzar su objetivo.

Todo este esfuerzo se debe realizar con la intención de fomentar en los niños los hábitos de ahorro. Por ello es necesario que la experiencia sea positiva y ellos vean recompensados sus esfuerzos. Para los niños más pequeños, los puede ayudar usando una alcancía transparente, en la que podrán ver como sus ahorros van aumentando. Otro método es usar un gráfico en la que ellos puedan colorear las barras conforme se acercan a su objetivo.

Lo más recomendable es que los primeros objetivos sean fácilmente alcanzables, en dos o tres semanas como máximo. Luego, a medida que su hijo crezca, podrá fijarse plazos más largos de ahorro para adquirir objetos más costosos.

Es más: para animarlo y asegurarse que continúe ahorrando, ofrézcale ganancias adicionales. Puede pedirle que realice pequeños trabajos en casa para ganarse un dinero extra, o pagarle un pequeño interés por sus ahorros (por cada S/.10 puede darle S/.0,50. Si el ahorro es para un objeto más costoso, podría incluso ofrecerle costear usted la mitad del precio, siempre y cuando él cumpla con ahorrar la otra mitad.

Fijarse un objetivo, hacer sacrificios y ahorrar parte de la paga, ver cómo crecen sus ahorros y al final conseguir comprar el producto anhelado con su propio dinero es una experiencia muy beneficiosa para la autoestima de un niño. Es también una excelente forma de aprender a priorizar, distinguiendo entre las cosas que realmente son importantes y aquellas de las que se puede prescindir.

Fuente: Plusempresarial.com

Queremos leerte, deja tu comentario