Noticias

El método “cadena” de Jerry Seinfeld para formar hábitos

¿Tienes problemas para mantenerte firme en tus tareas? ¿Quieres crearte un hábito pero a los días ya no sabes cómo seguir? Entonces es momento de poner en práctica el sencillo pero efectivo método del Jerry Seinfeld para formar hábitos.

Jerry Seinfeld es un reconocido actor y comediante estadounidense, quien hace algunos años dio a conocer su eficaz método para hacer de sus tareas un hábito constante al que no se pueda renunciar. Y es que la creación de hábitos en nuestra vida es una herramienta imprescindible cuando hablamos de aumentar nuestra productividad y llevar adelante una mejor gestión del tiempo.

Los hábitos productivos son difíciles de reproducir porque generalmente van contra nuestra naturaleza, instinto o tendencia que suelen ser justo las contrarias. Al hábito se llega por la repetición de gestos y de rutinas y es ahí donde el método de Jerry Seinfeld entra en juego.

¿En qué consiste?

Imagina cualquiera de estos tres hábitos que te cuesta desarrollar pero que quieres desarrollar: te cuesta recordar que tienes que avanzar tu proyecto de investigación cada día, te cuesta ponerte a hacer deporte al final de la jornada, te cuesta salir de Facebook y demás aplicaciones cuando te pones a trabajar. 
¿Cómo formar ese hábito?

Imprime o consigue un calendario de proporciones generosas y ponlo en una pared que vayas a ver con mucha frecuencia. No se trata de esconderlo sino de verlo “sí o sí”. Recuérdalo: tienes que ponerlo en un sitio que inevitablemente vayas a ver.

El primer día en el que logres hacer lo que te proponías marca con un plumón grueso y de color vivo (rojo por ejemplo) ese día en el calendario. Pon una gran equis. Y haz lo mismo con los siguientes en que logres reproducirlo. Cada nuevo día conseguido, una gran equis.

La visión de esa cadena formada por las equis te “obligará” a repetir cada día ese gesto o esa rutina. Poco a poco irás ganando en naturalidad y al cabo del tiempo no tendrás que mirar al calendario para reproducirlo. “Te saldrá de dentro”. No obstante, sigue marcando con una equis cada nuevo día. Aunque creas que “ya lo tienes”, sigue marcando el calendario cada día.

Si un día te saltas tu rutina en lugar de una equis colorea por completo la casilla de ese día. El objeto es que destaque bien sobre el resto de días y te convenzas de que tienes que volver a tu rutina y seguir trabajando ese hábito. Y es que después de saltarte un día es mucho más fácil hacerlo también al siguiente.

No es recomendable hacerlo en un “calendario digital” por una sencilla razón: tienes que acordarte de revisarlo. Es decir, tienes que formar el hábito de revisar tu calendario digital para revisar tu otro hábito… cosa que terminarás por no hacer. La clave de este sistema es tener un calendario bien visible que terminarás por ver tanto si quieres como si no.

Una vez que hayan pasado los días, las semanas o los meses podrás prescindir del calendario. Ese gesto que al principio casi iba contra tus instintos… ahora te saldrá solo con total espontaneidad.

Claves para formar el hábito

  • Practica un solo cambio a la vez.
  • Propón cambios muy pequeños, casi microcambios.
  • Propón cambios muy concretos y palpables. Algo que te permita decir: “he conseguido ESTO”.
  • No propongas un nuevo cambio hasta que el anterior se haya asentado. Tranquilo, no tengas prisa por cambiar. Hay muchos días.
  • Propón cambios que te apetezca hacer. Aquello que te motiva es más fácil de reproducir.
  • Practica diariamente y sigue el método de Jerry Seinfeld. Porque lo que no se ejercita se pierde.
  • Mide y evalúa los cambios: los avances y los retrocesos.
  • Practica sin reproches, con paciencia y determinación.
Fuente: Plusempresarial.com

Queremos leerte, deja tu comentario