Noticias

Consejos de cómo ser un buen gerente

En toda organización grande, existe una jerarquía de manejo que mantiene toda la operación sin problemas. Un buen gerente actúa como facilitador mientras se mezcla con el ambiente y ajusta pequeñas cosas por aquí y por allá para lograr un gran efecto. Ser un buen gerente tiene que ver con liderar calmadamente y ser un ejemplo. Es uno de los trabajos más difíciles que existe, en parte porque tienes que manejar egos y expectativas. Y también es uno de los menores reconocidos. A pesar de ésto, existen varios trucos del oficio que te ayudarán a manejar exitosamente toda tu responsabilidad, con estilo y empuje.

He aquí algunos consejos de cómo ser un buen gerente:

  • Sé bueno con tu equipo. Sin ellos, no podrás tener éxito.
  • Evita hacer que tus empleados se queden después del horario normal de trabajo. Respeta su tiempo y compromisos personales y ellos serán recíprocos con resultados excepcional para su gerente y organización.
  • ¿La compañía tiene una política por clima inclemente? Si no, desarrolla una. Una buena regla es seguir el horario de la escuela local. Si las clases fueron canceladas temprano, considera enviar a tus empleados a casa más temprano. Si las escuelas locales están cerradas, los empleados deben usar tu propio juicio. No deben tener la sensación que deben arriesgar sus propias vidas viajando a trabajar si hay mal clima.
  • Nunca reprimas a un empleado públicamente, no importa qué tanto lo merezca.
  • Ser un buen gerente no significa complacer a la gente. Si un empleado sigue cruzando la línea o fallando al alcanzar las expectativas, usa la retroalimentación ocomunicación no violenta para corregir la situación. Si eso falla, consideradespedirlo.
  • Antes de tomar un paso drástico como el despido, considera transferir al empleado a otro departamento. Puede que mejore en un ambiente diferente.
  • Si el despido es absolutamente necesario, no le des automáticamente una mala referencia al empleado. Puede que no se haya adaptado al trabajo. Enfatiza las fortalezas y habilidades del empleado.
  • Celebra el éxito con tu equipo, ya sea darles una palmada en la espalda, llevarlos a almorzar o darles la tarde libre.
  • Los días de nieve presentan un problema para los empleados con hijos. La guardería o escuela puede estar cerrada. ¿Deberías permitir a tus empleados traer a sus hijos al trabajo en días de nieve? Revisa con el departamento de Recursos Humanos, ya que puede haber problemas de seguridad o con el seguro. Es importante respetar la vida personal y el tiempo de los empleados.
  • Olvídate te tus credenciales. La educación no te hizo un mejor gerente. Pero la experiencia puede contribuir a convertirse en un mejor gerente.
  • Interviene de inmediato cuando haya un conflicto entre empleados. No ignores el problema o sugieras que lo resuelvan entre ellos. Un empleado en esta situación frecuentemente se siente atrapado y sin poder, especialmente si el otro empleado es de mayor rango o tiene autoridad en la compañía. Agenda reuniones individuales con cada empleado y luego míralos juntos. Llama a un mediador de la empresa de ser necesario. Trata el problema específico, no quejas generales. “No me gusta tener que ayudar a Bob cuando se retrasa, porque nunca hace lo mismo por mí” es un problema específico. “No me gusta la actitud de Bob”, es una queja general.
  • No regañes a todo el departamento por lo que una persona está haciendo mal. Por ejemplo, has notado que Jane llega tarde al trabajo. En lugar de enviar un correo electrónico grupal advirtiendo a todos que lleguen a tiempo, confronta a Jane en privado.

Fuente: http://es.wikihow.com/ser-un-buen-gerente 

Queremos leerte, deja tu comentario