Noticias

11 puntos clave antes de independizarte de tu trabajo

Seguro deseas probar los beneficios que ofrece la independencia laboral, pero ¿realmente estás listo para emprender? Te compartimos 11 tips para saber si debes independizarte de tu trabajo.

La independencia laboral y económica supone tomar una decisión clave, ya que estarías dejando la zona de seguridad, con el respectivo salario que provee un empleo fijo; para introducirte el un campo de inestabilidad –pero al mismo tiempo de grandes oportunidades– que proporciona el emprendimiento.

De esta manera, llega un momento en la vida laboral en el que una persona, que buscó empleo en una empresa para ganar dinero e iniciar así a ser económicamente activo, quiere probar las mieles de la independencia que ofrece el convertirse en emprendedores, ¿pero realmente estás lista para ello?

Pensar en convertirte en tu propio jefe y tener un negocio al cual apostarle tu futuro no es tan sencillo como se podría suponer, ya que en la realidad la mayoría de los emprendedores fracasan al menos en sus primeros dos o tres proyectos.


¿Tienes una idea de negocio pero no sabes si funcionará? Toma nota de estos consejos.

¿Qué considerar antes de independizarte?

1) Ten claridad sobre las razones por las que quieres emprender.

2) Antes de salir a emprender, verifica si la empresa en la que trabajas cuenta con las oportunidades que te permitan convertirte en un intrapreneur –un emprendedor dentro de tu compañía– al lanzar una unidad de negocio o un proyecto nuevo dentro de ésta.

3) Si este paso de intrapreneur prende tu “chispa emprendedora”, estás listo para explorar el camino del emprendedor.

4) De preferencia busca emprender en algún nicho de mercado en el que tengas experiencia previa en tu trabajo como empleado.

5) Involucra e informa a tu familia o las personas más cercanas a ti para que estén al tanto de tus planes, ya que requerirás de su apoyo para recorrer este camino.

6) Haz un plan de negocio o utiliza cualquier herramientas ad hoc para explicar cómo convertirás tu idea en realidad.

7) Valida tu idea de negocio:

a. Comparte tu idea con gente para obtener retroalimentación y puedas hacer ajustes.

b. Alíate con un mentor para que te acompañe en el proceso de consolidación de tu idea.

8) Arma un plan financiero personal para saber cuánto tiempo podrás sobrevivir sin ingresos y sin poner en peligro tus gastos fijos.

9) Considera los gastos “ocultos” que tendrás que pagar al salir a emprender. Por ejemplo, seguro de vida, gastos médicos, telefonía celular, etc.

10) Si tu plan de negocios y financiero son compatibles, “lánzate en firme” a emprender.

11) Sé persistente y no renuncies a la primera dificultad.

Fuente: Plusempresarial.com

Queremos leerte, deja tu comentario